Necesitas cobrar tus créditos

Ponte en contacto con nuestra empresa especializada en cobranzas judiciales y extrajudiciales

La deuda (del latín debĭta, «lo que se debe a alguien») es un compromiso de pago obligado entre dos entidades (persona, grupo, empresa, Estado). Si la palabra deuda se emplea esencialmente para devolver dinero, es decir, deuda económica, una deuda es también un concepto moral. Ciertas deudas morales son imposibles de cuantificar o de reembolsar, por ejemplo, cuando una persona salva la vida de otra persona. Las deudas juegan un rol central en la organización de las actividades humanas, sobre todo económicas. Generalmente, una deuda permite una inversión que transforma el tejido productivo, generando mejoras para la producción. Por ejemplo, un Estado puede endeudarse para construir infraestructuras tales como carreteras, que a su vez van a favorecer los intercambios. O sencillamente, un campesino puede pedir la ayuda de sus vecinos para trabajar una tierra, que podrá entonces fructificar y dar beneficios. Hoy, el sistema bancario es un puntal esencial de la economía de mercado. Los Bancos centrales controlan la emisión de moneda y emiten deuda pública. Efectivamente, la deuda no es sino un medio para controlar la macroeconomía y la tasa monetaria, un instrumento en función de varios índices: el crecimiento económico, la inflación o el desempleo de un país. Con el fin de asegurar la confianza de los diferentes agentes económicos, las deudas están reguladas por la ley. En Derecho, el concepto de deuda forma parte del derecho de las obligaciones. Pero las dinámicas complejas de la deuda son difícilmente comprensibles y, a pesar del derecho, causan un riesgo cierto sobre la economía o las sociedades humanas. No puede hacerse caso omiso a los riesgos exteriores, como el clima o la salud de las personas, ni a la dimensión psicológica asociada a la percepción del futuro, del valor o del riesgo en los seres humanos. Si los agentes económicos pierden confianza en el futuro o en su capacidad para cumplir sus promesas, el frágil equilibrio puede romperse.

En contabilidad, una deuda es un pasivo o un activo, visto desde el punto de vista del deudor o del acreedor, cuyo vencimiento e importe están fijados de modo preciso. En este sentido, las deudas de una persona, de una empresa, de un país o de una institución son el conjunto de los préstamos que tendrá que reembolsar.

Donde encontrarnos

Mendoza 430 P.B. "A", San Miguel de Tucumán

(0381) 4226333

npacios@estudiojuridicopacios.com

Abrir chat